jueves, 22 de septiembre de 2016




Tiempo

Caigo con los días
los mismos días
en el mismo precipicio
como  las hojas en otoño,
siempre  las mismas
con  diferentes nostalgias.
Caigo todos los días, el mismo día
en el abismo doloroso, repetido,
de esta soledad  silente
pegada a la piel, siempre,
cada minuto, cada segundo,
el mismo segundo.


.

No hay comentarios: