jueves, 29 de septiembre de 2016

Extraviado


Te busco, amor,
solo me queda el aroma de tu despedida
adherido a la piel,
atravesando mis entrañas,
te busco y solo te veo alejándote
a través de este tiempo denso
te veo inmóvil, mirando otro mundo
otras miradas, otras vidas,
se fueron tus gestos, tu risa,
el abismo de tu ser profundo,
tu voz, sonido de tantos universos,
solo me queda un aroma a distancia,
ecos de cercanía, de rutinas deseadas,
la huella de tu piel en las manos,
el sello de tus besos en cada rincón
de mi ser extraviado.



.

martes, 27 de septiembre de 2016

Otoño









Siento un grito de silencio
que me abre el alma en canal,
se clava callado en la piel
de los sentimientos,
que van  y vienen confusos,
se detienen en el corazón
rompen a llorar su soledad.
Siento un grito de silencio, lejano,
resuena callado entre los árboles,
caen las hojas vacilantes
como en otoño,
en este bosque solitario,

donde la primavera no llegará.



Periferia de la vida


Quedar fuera de la vida,
en un frío escenario
nada es real, nadie es real,
sangre irreal en las venas,
ralentiza la vida,
paraliza el tiempo.
Las calles se desvanecen bajo los pies
que  vacilan…caer…caer
sin movimiento, quedar atrapado,
inmóvil, desesperado
en este andar irreal, caída irreal,
simulacro de muerte
en la periferia  de la vida
en ningún lugar,
ser nadie por un instante,

por una eternidad.




.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Tristeza





Tristeza envolvente, oscura,
en este bosque olvidado
sin caminos,
donde han caído las sombras,
me arrastra lejos, profundo,
donde no es posible volar,
no es posible librarse
de este abrazo hiriente.
Tristeza indiferente, inexorable,
que rompe mi tiempo,
segundo a segundo.
Solo el llanto desesperado
podría romper su inmensidad,
pero no puede brotar,

de pura soledad.


.



Tierra ajena

Piso una tierra que me es ajena,
la lluvia que le da vida
me quema los ojos,  porque no es mi lluvia,
tierra de partidas y adioses,
las calles que recorro son andenes
donde tantas veces he partido de mi,
alejándome tanto,
volviéndome irreconocible,
difícil regresar a mi,
de tanta distancia,
doloroso venir a mi,
a esta tierra de gentes áridas
a mi, tan lleno de heridas,
demasiados caminos errados, inciertos,
es necesario regresar,
el reencuentro,
tejiendo puentes, volando, girando,
muy alto,  sobre tierras oscuras
sobre las sombras, las aguas turbias,

que me hicieron naufragar.


.

viernes, 23 de septiembre de 2016




En un instante

Te volviste inmaterial,
en un instante,
te desvaneciste
 y todas las cosas
las gentes,
nada a que asirme,
nadie junto a mi,
solo sombras, reflejos…
en un instante…
o quizá  partí
a un extraño lugar
nacido de la nada
profundo y vacío,
sin sentido,
 donde nada existe.
Hoy te materializas,
siento tu latido junto a mi
tu alma me traspasa entero,
transitas mi corazón
sin pedir permiso, como siempre
todo renace desde ti
tu mirada posee mis pupilas,
mi piel, mi sangre,
 todo regresa,

en un instante.


.

jueves, 22 de septiembre de 2016




Tiempo

Caigo con los días
los mismos días
en el mismo precipicio
como  las hojas en otoño,
siempre  las mismas
con  diferentes nostalgias.
Caigo todos los días, el mismo día
en el abismo doloroso, repetido,
de esta soledad  silente
pegada a la piel, siempre,
cada minuto, cada segundo,
el mismo segundo.


.



Ecos

Camino entre objetos inmóviles ,
todo vive, todo vibra, palpita,
las calles susurran pasos,
los muros observan, me ven pasar,
como observo ahora, petrificado
la brisa me traspasa, es la misma,
de días más amables,
deja  ecos  en mi sangre
de una voz dulce que me nombra,
sin palabras,
desde la luz cálida
unos ojos que me miran,
sin pupilas,
un cuerpo mudo que me llama
y se desvanece,
me desangro de distancia
se me pierde la mirada
de pura lejanía,
la locura me susurra
palabras subterráneas, huecas
desde  abismos invisibles,
ardo lentamente en el frío vacío
del abrazo ausente,
de la caricia perdida,
en este laberinto

de alas rotas.


.

domingo, 18 de septiembre de 2016





Otoño



Lluvia de pétalos secos,
presagio de un otoño,
de un final.
Caen sobre mis pupilas cansadas,
mis labios huérfanos,
pétalos de muerte, de soledad,
quizá los últimos del otoño,

quizá el último otoño…


.






Huida al interior


Huir muy dentro
al centro de mi alma,
permanecer allí oculto,
lejos de sensaciones, sentimientos,
que la lejanía transforma en dolor,
que muerde los sentidos,
 araña la piel del alma,
apaciguar la sangre,
el fuego avasallador,
…me consume.
Huir al interior
más allá de la distancia,
más allá de la inercia ineludible ,
en un recóndito y sombrío lugar,

para mantener la  cordura.


.

lunes, 12 de septiembre de 2016





Al sur de mi vida

Miro al sur de mi vida
comienzo de todo
una mirada llena de sueños
me traspasa de pasado a futuro
una sonrisa de niña-mujer
marca a fuego mis tiempos
veo manos entrelazadas
que nunca se separaron
 que entretejieron sueños
preñados de futuro
juntos, siempre juntos
fundidas nuestras manos.


.





Soledad

Rotos los puentes, queda la soledad,
desierto interior doloroso,
oscuridad  irremisible.
Lágrimas que no se derraman,
mueren antes de florecer,
cadáveres de llanto hiriente
incrustados en las pupilas, cegadores.
Sonido de silencio desgarrador,
sobrecoge, paraliza,
atenaza los sentidos,
¿será asi el sonido de la muerte?
Soledad llena de vacío
tristeza profunda, irrespirable,
inevitable el intenso dolor,
no queda nada…
solo la caricia torpe de la desolación,
 la llamada  inexorable del abismo.



.

viernes, 9 de septiembre de 2016






Sin tiempo

El tiempo se fue de polizón en tu equipaje
el espacio está tan quieto,
los segundos yacen quietos
como rocas caídas en el camino
un camino imposible, irreal, intransitable.
Dónde se fue ese tiempo
que hace latir mi corazón,
que hace revolotear la sangre en mis venas
hoy llenas de cristales rotos.
Se desgarran mis ojos
buscando un reflejo de ti,
una sombra atrapada sin tiempo
que sirva de consuelo
en medio de esta ausencia
que impone un implacable insomnio,
hace imposible tejer un hermoso sueño.


.





Espiral de vida

Una parte de mi transita por un camino en espiral,
puedo acercarme o alejarme de la gente,
avanzar acompañado o en soledad.
Otra avanza caótica, demasiado próxima al  abismo,
 sintiendo siempre la  caída,
buscando la serenidad, deseando tanto la paz.
Necesito mis alas heridas para subir en un giro de vida,
dejando atrás las sombras,
la profundidad del insomnio
de noches que no auguran el amanecer.
Necesito mis alas dolientes para volar y girar
por la espiral de la vida,
lejos, muy arriba
donde más cerca estamos,
donde nuestras almas se tocan…
se elevan, se acarician.


.

miércoles, 7 de septiembre de 2016






Oscuro sendero

No brilla la luciérnaga gentil,
la que alumbra tu camino
la que anuncia tu llegada
haciendo danzar mi corazón
con alegres ritmos, ilusionado.
No traes la dulzura en tus manos
la ilusión compartida,
tu mirada profunda
con destellos de tantos lugares
de tantas gentes y vidas.
La luciérnaga yace muerta
dejando un espacio de oscuridad
que me rodea, me llena de soledad


.



Tiempo perdido

Dónde está ese tiempo que perdimos
el tiempo que me perdí
Solo, siempre solo,
¿o no es estar solo
estar alejado de ti?
Qué extraños lugares habité
de qué colores tan extraños vestí mi alma,
tan ajenos ami.
Dónde estuve,
que dolores transité,
qué ríos tuve que vadear,
de aguas turbias y bravas,
en los que dejé jirones de mi vida,
que hirieron de impotencia mis pies
sin dejarme avanzar,
sin poder ver mi camino
el que me conducía a ti.
Tan lejos, tan cercana, sin saberlo,
separados tanto tiempo
por un espacio devenido rocoso
imposible de traspasar.
Que inmensa  tristeza
paralizó mis sentidos
cegó mis ojos
invalidó mis oídos, desorientados,
que no captaban la dulzura de tu voz
que me nombraba en tus sueños.
Fue necesario cruzar el infierno,
buscar en ríos de lodo imposibles
hasta llegar a tierras benignas, hospitalarias
donde poder pensar
donde poder pensarte, soñarte
sentir que podía habitar el otro lado,
sentir que nunca me fui
que nunca te alejaste…
 un destino mostruoso
vestido con los ropajes de la muerte
cruelmente cortó nuestros lazos
desterró nuestro encuentro.
Nunca lo supimos,
 desde dimensiones opuestas,
nos buscamos sin saberlo,
nos intuimos sin saberlo,
hasta encontrarnos en un sueño
un extraño y dulce sueño
del que no despertaremos.


.





sábado, 3 de septiembre de 2016

Sueño oscuro





.
Oscuridad, permanente, densa,
mas allá la nada.
Nadie la ve.
Lucho contra fuerzas poderosas,
sin armas,
busco claves
que me permitan resistir,
la niebla avanza
formando oscuros muros,
alimentándose de miedos,
desesperanza, hastío inmensurable.
El horror hiende la niebla,
formando colosales abismos,
donde convergen
todos los caminos.
Nos han vencido,
sin luchar, han cristalizado la sangre
en nuestras venas.

.

.