sábado, 27 de enero de 2018

Mundos paralelos



No puede la primavera comprender al otoño, no puede hacer comprender la primavera al otoño lo que es la dorada hojarasca, no comprenderá el otoño las largas y cálidas tardes de la primavera.  Así  somos las personas, cada uno es una estación diferente, un universo paralelo, en realidad, solos, cada uno en su mundo intentando inútilmente comprender lo que pasa en el interior del otro, inútilmente intentando describir al otro
lo que sucede en su interior, tarea fatigosa, imposible, mundos solitarios, incomprendidos, en ocasiones cercanos, semejantes, compatibles, pero no existe el crisol donde puedan realmente fundirse dos mundos, dos personas, por un instante, para llegar a la comprensión del otro, sentir como el otro para poder entender, ver su interior desnudo. Cada uno tiene su tiempo, sus colores, su lenguaje, sonidos…diferentes, se viven realidades diferentes, siempre en paralelo, líneas que en su viaje largo, jamás llegan a unirse.






.

No hay comentarios: